"Para educar a un niño hace falta la tribu entera". Proverbio africano

"La lógica te lleva de A a B; la creatividad a cualquier parte". Einstein


NOS SIGUEN...

viernes, 3 de junio de 2011

UN LUNES DE CARACOLES

El lunes fue un día de CARACOLES. Nuestra querida Carmen llegó a clase con una caja de zapatos llena de caracoles (20) y como era de esperar la curiosidad y el interés se apoderaron del grupo. Así que, dedicamos el día a observarlos; buscamos información en la biblioteca de clase y en Internet. Descubrimos algunas cosas curiosas y divertidas sobre estos seres vivos.
Comenzamos haciendo aproximaciones numéricas en torno a la cantidad de caracoles que podría haber en la caja. Dijeron cantidades y fuimos descartando según las comparábamos. También había quien directamente se ponía a contar.
En todo momento tuvimos mucho cuidado y respeto por estas criaturas. Las cuidamos muy bien.
Como llegaron todos encerrados en su concha decidimos esperar a ver que pasaba, pero no. No pasaba nada. La seño nos explicó que cuando era pequeña iba con su abuela a coger caracoles después de haber llovido, por eso cogimos un poquito de agua y mojamos la bandeja donde los puso Carmen para que los viésemos mejor. Al poco rato comenzaron a salir de sus conchas. Mientras esperábamos pacientemente y con gran curiosidad,  la seño nos fue leyendo cosas muy interesantes de un libro sobre animales pequeñitos. Nos contó que el caracol cuando está dentro de su concha respira por un agujerito que se llama opérculo. Esta palabra desencadenó multitud de carcajadas, porque les sonaba bastante el final de la misma -culo-. Pero no, el ano lo tienen en la parte de su lomo cerca de la concha.

 
Y por último, decidimos realizar una noticia sobre el suceso. Fue muy interesante y divertido.
Cuando acabó la jornada Carmen se llevó los caracoles a casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada